FANDOM


La Región de las Arenas (Sand Realm en inglés) es la última de las regiones de The Legend of Zelda: Spirit Tracks que forman Hyrule. La región está compuesta por una parte de la región de los Mares y por otra parte de la región del Fuego.

CaracterísticasEditar

Siendo la única región en no contar con su litografía, la Región de las Arenas se encuentra formada por una pequeña zona arenosa al norte de la Región de los Mares, que se encuentra dividida en dos partes (aunque una de ella no es accesible hasta que Link restaurar las vías sagradas, siendo la primera la zona donde se ubica el Altar de las Arenas y un total de cuatro estatuas dispersadas por la zona mientras que la segunda zona es el lugar donde se encuentra el Templo de las Arenas. Es en esta zona los únicos enemigos habitables son los Malgyorg que van siempre en grupos de tres.

La zona correspondiente a la Región del Fuego es más escarpada y llena de túneles. El primero de ellos siendo el más grande y donde se encuentra un Rocktite. Las vías de estas zonas podrán ser ampliadas una vez que Link haya reunido la correspondiente Fortianita, haciendo que tenga acceso a la Mina de cristal oscuro junto a una cueva con otro Rocktite.

HistoriaEditar

Tras haber llegado a lo alto de la Torre de los Dioses y presenciar como Mallard se hacía huésped del cuerpo de la princesa. Link y la Princesa Zelda acuden a la Región de las Arenas en busca del Arco de Luz, pues Radiel les comentó que es el único arma capaz de hacer frente a Mallard y acabar con él. Es por ello que ambos viajan hacia las tierras arenosas en busca de llegar al Templo de las Arenas.

Altar de las ArenasEditar

Una vez que ambos llegan al Altar de la Arena, Zelda menciona que en el altar no hay nadie, y, tras Link resolver el acertijo del Altar logra llegar hasta Ejelio, quien se encontraba bajo tierra. Este ayuda a ambos a restaurar las vías sagradas si tocan la Melodía de las Arenas, cuya canción logra restaurar las vías que cruzaban la zona volcánica y el camino hasta el templo.

Travesía al temploEditar

Cuando Link comienza nuevamente su viaje hacia el templo de las Arenas, esté hará frente a tres retos que son mencionadas anteriormente por Ejelio antes de salir:

  • El primero de ellos, es enfrentarse a un Rocktite que se encuentra en la cueva que divide la región de los Mares y la región del Fuego.
  • El segundo consistirá en un laberinto donde Link tendrá que adivinar cual es el túnel que lleva hacia el templo.
  • El tercer y último reto que Link deberá superar para entrar al templo es acabar con varios cañones dispersados alrededor del mismo. No es hasta que Link los destruye a todos que la entrada del templo no se abre.

Lugares de la RegiónEditar

Regiones ColidantesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.