FANDOM


Trifuerza Este artículo es un esbozo. Puedes ayudar si lo aumentas.


Prunia (Purah en inglés) es un personaje que aparece en The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Prunia es una Sheikah que puede ser encontrada en Aldea Hatelia, concretamente en el laboratorio de Hatelia, donde experimenta con tecnología Sheikah con su asistente Symon. A pesar de su apariencia, es la hermana mayor de Impa.

BiografíaEditar

Equipo de investigaciónEditar

De acuerdo con las notas de investigación de Zelda antes del cataclismo, la Princesa Zelda se reunió con Impa, su hermana Prunia y su subordinado Rotver, a quienes Zelda denominó "miembros respetados de su tribu". Al día siguiente Zelda se embarcó en una excavación con Prunia y Rotver con la esperanza de encontrar tecnología antigua con la que operar las piedras guía. Durante su excavación descubrieron un objeto rectangular, lo suficientemente pequeño como para sostenerse con ambas manos, y hecho de un material similar al de los santuarios. Prunia, luego, decidió nombrar a la reliquia como piedra sheikah debido a su relación con la raza y que no encontraron referencias a un nombre para ella en los textos antiguos. Después de algunos retoques, finalmente lograron restaurar la funcionalidad de algunos módulos. Durante su investigación, Zelda y su equipo se convencieron de que podría tener alguna una función capaz de controlar las piedras guía, teoría que resultó ser correcta.

Además de su investigación sobre la piedra sheikah y las piedras guía, Prunia, Zelda y su equipo también supervisaron el entrenamiento de cuatro elegidos para pilotear sus respectivas Bestias Divinas, entrenamiento que les dió la esperanza de que pudieran detener el ascenso de la calamidad.

Sin embargo y desafortunadamente, a pesar de todos los esfuerzos de Zelda, los equipos no pudieron ingresar a la mayoría de los santuarios, aunque descubrieron que estos contenían pruebas para entrenar al héroe, a lo que Prunia desarrolló una teoría de que la piedra sheikah era clave para abrirlos, una teoría apoyada por la propia Zelda. No obstante, ambas se vieron incapaces de abrir el santuario de Neizak. Zelda suposo que se debía a que los santuarios estaban diseñados solo para ser el elegido de la Espada Maestra, Link. Pese a ello, Zelda le molestaba el talento de Link y nunca pensó en buscar su ayuda para acceder a ellos. No está claro si Prunia era consciente de esto, aunque es probable que lo sospechara. Desafortunadamente los santuarios ya no tenían poder ya que las torres sheikah fueron enterradas y ni Zelda ni Prunia se dieron cuenta de la verdadera naturaleza de la piedra sheikah sino hasta mucho más tarde.

Tras descubrir el santuario de la vida, notaron que este poseía una función de estasis a largo plazo que se podía activar y mantener hasta que se completara la curación. Zelda y su equipo trabajaron para hacer todos los ajustes necesarios para restaurar su funcionamiento. Eventualmente, el Rey Rhoam prohibió a Zelda continuar con su investigación para obligarla a enfocarse mejor en el poder despertar sus poderes de sellamiento, ya que consideraba su investigación poco más que "Zelda jugando a ser un erudito". Como resultado, Prunia dirigió el equipo de investigación sin Zelda. Antes de que su padre le prohibiera seguir, Zelda observó que la piedra sheikah era guardiana y creía que podían vencer a Ganon empleando la fuerza de los guardiánes y las Bestias Divinas, a los cuales habían aprendido a controlar a través de los esfuerzos en conjunto de Prunia, Rotver y Zelda. Esto contrastaba fuertemente con una prueba previa en la que un guardian perdió el control obligando a Link a destruirlo, lo que llevó a su nombramiento como guardaespaldas de la princesa.

El cataclismoEditar

Artículo principal: Cataclismo


Aunque Impa, Prunia, Rotver y los elegidos pensaron que estaban completamente preparados para enfrentar a Ganon, nunca previeron la posibilidad de que Ganon, después de haber sido derrotado por la misma tecnología en el pasado, decidiera cambiar esta situación a su favor. Ganon utilizó su poder para corromper a los guardianes y crear cuatro fantasmas para matar a los pilotos de las Bestias Divinas y encarcelar a sus espíritus, otorgándole a Ganon el control total sobre ellos. La venganza de Ganon fue rápida y brutal, con gran parte de la llanura de Hyrule destruida, el Castillo de Hyrule pronto cayó ante Ganon. Prunia y Rotver lograron escapar con la mayor parte de sus investigaciones y dos piedras guía. Link y Zelda sobrevivieron y huyeron del castillo, deteniéndose brevemente cuando Zelda se desmoronó por el dolor y la desesperanza de su situación. Huyeron a la muralla de Hatelia, pero fueron arrinconados por guardianes corruptos. Blandiendo la Espada Maestra que resplandecía con su verdadero poder debido a la influencia de Ganon dentro de los guardianes, Link defendió valientemente a Zelda y la muralla, sin embargo eventualmente el poder de la Espada Maestra se desvaneció, aunque Link se negó a abandonar su deber incluso cuando Zelda le suplicaba que huyera.

Después de los intentos desinteresados ​​de Zelda de convencer a Link de huir, ella trató de proteger al exhausto Link de un guardian atacante que de repente hizo que sus poderes de sellado finalmente despertaran, lo que liberó a los guardianes de la influencia de Ganon al detenerlos. Sin embargo, a pesar de su éxito, Link colapsó debido a sus heridas mortales. Mientras Zelda se preguntaba qué hacer, ya que no podía derrotar a Ganon sin él, oyó que el antiguo espíritu de la Espada Maestra le informaba que podía salvarle llevándolo al santuario de la vida. Escoltado por dos guerreros sheikah, Zelda ordenó que Link fuera transportado a la meseta de los albores. Después de reunirse con sus aliados, Zelda solicitó a Impa, Rotver y Prunia proteger a Link, ya que ella, guiada por la Espada maestra, aún tenía un papel que cumplir. Prunia y Rotver lo llevaron al santuario para esconderlo y sanarlo, aunque se vieron obligados a recurrir al letargo para salvar la vida de Link. Rotver y Prunia presenciaron las cicatrices de la batalla de Link y tomaron posesión de la túnica del elegido el cual le entregaron a Impa. Sin saberlo Prunia o Rotver, el espíritu del Rey Rhoam decidió vigilar a Link como anciano para protegerlo mientras dormía. Zelda confió la protección de la Espada Maestra al Gran Árbol Deku y a la tribu kolog, ya que el Bosque Kolog estaba rodeado por el legendario Bosque Perdido que proporcionaba una barrera natural. Zelda informa al Gran Árbol Deku de sus planes, y aunque deduce que Link pueda sufrir amnesia cuando despierte, tiene fe en que encontrará y recuperará la espada.

Tras que Zelda eligiera sellar a Ganon en el Castillo de Hyrule, en la Aldea Kakariko Impa, Prunia, y Rotver decidieron separarse para asegurarse de que al menos uno de ellos sobreviviera para ayudar a Link una vez que este despertara. Sin embargo, Prunia insistió en que Rotver la acompañara a la Aldea Hatelia, finalmente se dirigieron a la muralla de Hatelia, donde se separaron. Prunia estableció un laboratorio donde trabajó como directora investigando módulos para ayudar a Link cuando él regresara. Como el letargo inducido no había sido probado antes, ni Prunia, ni Rotver ni Impa sabían cuánto tiempo permanecería Link en estasis, temiendo que en el proceso pudiera despojar a Link de sus recuerdos, aunque esperaban que ese no fuera el caso.

CuriosidadesEditar

  • Su apariencia es una clara referencia al lolicon, un género de manga y anime en donde personajes femeninos tienen características infantiles.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.