FANDOM



Palacio de Vaati icono FS
El Palacio de Vaati (風の宮殿, Kaze no Kyūden ?, Vaati's Palace en inglés) es una mazmorra que aparece en The Legend of Zelda: Four Swords.

Es retratado como un inmenso edificio flotante o conjunto de edificios que flota por las nubes sobre la superficie de Hyrule. Sin embargo, fue destacado como base de operaciones para el hechicero del viento, Vaati. El palacio flota en las nubes, una estructura conocida como la Torre de los Vientos ha servido como el camino al palacio en más de una ocasión.

Historia

El Palacio de Vaati es el nivel final para unir los cuatro Links y volver a sellar al Hechicero del Viento, Vaati, dentro de su prisión. Se afirma en el prólogo del juego que se trata de la morada personal de Vaati muchos años en el pasado, cuando aterrorizó a la gente de Hyrule y capturó hermosas doncellas que luego se llevaría a su palacio entre las nubes. Al principio del juego, Link y Zelda verifican el sello de la prisión de Vaati, el cual se mantiene gracias a la Espada Cuádruple. Poco después, son emboscados por el hechicero del viento, quien ha escapado debido al debilitado sello en su prisión y se ha escondido cerca cuando los escuchó acercarse. El secuestra a Zelda y afirma su intención de hacerla su novia antes de golpear a Link y llevar a Zelda a su palacio en el cielo sobre Hyrule. Sin ninguna otra opción, Link es forzado a sacar la Espada Cuádruple de su lugar de descanso en orden a llegar al palacio y enfrentarse a Vaati, causándole a ser dividido en cuatro copias de sí mis mo.

La historia completa del Palacio de Vaati no es completamente conocida. El lugar apareció primero en Four Swords como la morada de Vaati, un hechicero del viento que ha aterrorizado a Hyrule mucho antes de los acontecimientos del juego. Esta aparición fue preservada para el palacio en su segunda presentación un corto tiempo después, en Four Swords Adventures, donde este, una vez más, sirvió como la fortaleza de Vaati y como la mazmorra final del juego. Sin embargo, los orígenes reales del palacio no fueron revelados hasta el lanzamiento de The Minish Cap.

Es revelado en The Minish Cap que el Palacio de Vaati no comenzó como la estancia personal de Vaati, pero más bien como la casa santificada de uno de los cuatro elementos que son manifestaciones cristalizadas de los cuatro mayores elementos del mundo, este es el Elemento del Aire. El palacio fue originalmente una creación de una tribu especial de gente cercana unidos a los vientos conocida como los Hijos del Viento, que se dice que han construido el palacio, cuando aún vivían en las Ruinas de los Vientos. Eventualmente, la Tribu del Viento eligió a unirse a los vientos que estudiaban y adoraban mucho, y con este fin, ellos usaron su magia para alzarse al Palacio de los Vientos en el cielo, construyendo un nuevo hogar para ellos, que serviría también como el camino hacia el palacio, la Torre de los Vientos, que también flotaba sobre la cima de las nubes justo debajo del Palacio de los Vientos. Por generaciones siguiendo esto, el Palacio de los Vientos fue resguardado por los Hijos del Viento, quienes buscaron proteger el Elemento del Aire de aquellos indignos de poseerlo.

Mazmorra

Puertas del Palacio de Vaati FS
Los cuatro Links se ven obligados a ir en búsqueda a través de Hyrule para encontrar las Grandes Llaves las cuales pueden abrir el camino hacia el palacio y así permitiéndoles rescatar a Zelda de Vaati. Eventualmente, ellos tienen éxito en su esfuerzo y son capaces de alcanzar los cielos donde el Palacio de Vaati espera entre las nubes. Dentro del enorme palacio, los cuatro Links son forzados a luchar contra numerosos enemigos al mismo tiempo tratando de no caer desde las alturas del palacio a sus muertes, con el fin de llegar a su cima y tomar al Hechicero del Viento. Con el poder de la Espada Cuádruple, ellos logran superarlo una vez más encima del palacio, volviéndolo a sellar dentro de la hoja de la Espada Cuádruple y liberando a la Princesa Zelda de su captura.

Véase también

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.