FANDOM


Los Niños Lunares (Lunar Children en inglés) son uno de los misterios que rodean la superficie de la Luna en The Legend of Zelda: Majora's Mask. Hay un total de cinco Niños Lunares: cuatro juegan juntos corriendo alrededor de un gran árbol bajo el cual se sienta el quinto cabizbajo. Cada uno de los niños lleva una de las máscaras conocidas como restos del jefe (que dejan estos enemigos una vez derrotados), a excepción del niño que está bajo el árbol, que lleva la Máscara de Majora.

Aunque llevan la cara tapada, su corte de pelo, altura y ropas son las mismas, dando a suponer que los 5 son idénticos y que, seguramente, son niños (aunque no hay pruebas que demuestren que no sean niñas). Su forma de actuar es muy enigmática; aunque sus palabras denotan una gran inocencia, también es posible notar cierto tono divino en su forma de hablar. Además, parecen muy interesados en el coleccionismo y la venta de máscaras, obligando a Link a ofrecerles unas cuantas para poder jugar al escondite con ellos[1]. Si Link no ha obtenido todas las máscaras del juego, entonces no podrá superar los juegos de los niños y, en consecuencia, no conseguirá la Máscara de la Fiera Deidad. Una vez terminan su "juego", también pedirán más máscaras y desaparecerán tras dejar a Link (y al jugador) con preguntas filosóficas y éticas sin respuesta[2].

El último niño, el que lleva la Máscara de Majora, llevará a Link a una zona muy similar a la cima de la Torre del Reloj donde Link podrá enfrentarse con esta máscara en el combate final. Si Link ha jugado con los otros niños (haciéndolos desaparecer), este niño le entregará la Máscara de la Fiera Deidad y le ofrecerá jugar a un juego llamado "chicos buenos contra chicos malos"[3].

Teorías

Niño Lunar

Las teorías que rodean a estos niños no son pocas. La serenidad de sus palabras hacen pensar que quizás podrían ser divinidades de Términa o, incluso, futuros guardianes. Su obsesión con las máscaras y su notable parecido físico con el Dueño de la Máscara Feliz hacen pensar que, posiblemente, estos niños estén destinados a convertirse en futuros vendedores de máscaras, mencionando esta profesión en alguna ocasión[4]. Es importante mencionar, que hay unas teorías bastante arraigadas que afirman que el Dueño de la Máscara Feliz es una clase de divinidad o espíritu guardián, así que no sería de extrañar que estos niños también lo fuesen. Otra de las teorías afirma que estos niños son los últimos representantes de la tribu que selló la Máscara de Majora tiempo atrás, explicando por qué los niños prefieren dejar al niño bajo el árbol al margen de sus juegos.

La teoría más arraigada, al igual que la más posible, es la que dice que la superficie de la Luna es una representación de lo que ha vivido la Máscara de Majora, así como sus portadores. Así pues, los cuatro niños que juegan alrededor del árbol, representarían a Los Cuatro Gigantes, que dejan solo a Skull Kid, el niño central, para irse a "jugar" al escondite. Esto explicaría el parecido de los niños con el Dueño de la Máscara Feliz ya que la propia Máscara de Majora podría culparle de sus desgracias al haberla forzado a continuar sellada durante tantos años.

Curiosidades

  • Tienen una apariencia muy similar al dueño de la Máscara Feliz, cosa que destaca principalmente porque comparten el mismo peinado.
  • Son capaces de reconocer a Link cuando utiliza una máscara.

Galería

Referencias

  1. Entonces jugaré contigo. Así que... Las máscaras... Dame alguna...---Niño Lunar
  2. ¿Qué...? Lo que te hace feliz... ¿le hace feliz... a los demás?---Niño Lunar
  3. Vamos a jugar a "chicos buenos contra chicos malos"...---Niño Lunar
  4. Máscaras... Tú tienes... muchas. Tú también... ¿No serás... un vendedor de máscaras?---Niño Lunar
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.