FANDOM



La Guerra del Espíritu (Spirit War en inglés), es el nombre dado al conflicto descrito en el prologo de The Legend of Zelda: Spirit Tracks, que dio lugar a la creación del sistema de ferrocarriles que cubre Hyrule durante los acontecimientos del juego. La historia de la Guerra del Espíritu es mencionado por el anciano Nico, uno de los pocos supervivientes de los colonos originales del reino de Hyrule renacido, empezando el juego con esta historia.

Conflicto

Después de un período de paz relativa entre los primeros pobladores de la tierra, el Rey Demonio Mallard comenzó a causar muchos estragos. Los Espíritus del Bien, en defensa de los habitantes, descendieron de los cielos y se enfrentaron a Mallard en una guerra prolongada. Agotando todas sus energías e incluso utilizando el Arco de Luz en un intento de acabar con Mallard, los espíritus del bien, que verdaderamente no podían matar a Mallard, lo enterraron profundamente en una prisión subterránea y se le selló con un conjunto de Vías Sagradas, y una cerradura, la Torre de los Dioses.

Los espíritus del bien, con su poder agotado, regresaron a los cielos y enviaron a los Trenebundos para asegurarse de que el Rey Demonio no escaparía de su sello. La guerra parece haber ocurrido muchos años antes de la llegada de los nuevos colonos y el restablecimiento del reino de Hyrule por Tetra.

Consecuencias

La monarquía Hylian fue reestablecida para gobernar la nueva tierra encontrada, que fue nombrada oficialmente como el reino renacido de Hyrule. Tetra, la encarnación en ese momento de la Princesa Zelda, fue elevada a como gobernante del reino siguiendo su destino y tomó las riendas del reino.
Castillo de Hyrule (Spirit Tracks)
La sabia Trenebunda que custodiaba la Torre de los Dioses, Radiel, estableció una estrecha amistad con la joven Tetra y se le confió un tesoro sagrado, la Flauta Terrenal. Tetra prometió a Radiel que sus descendientes utilizarían la Flauta Terrenal para proteger la tierra de nuevo Hyrule, y las dos continuaron con su amistad hasta el final de sus días. Por lo tanto, el reino de Hyrule que se había ahogado bajo el Gran Mar fue restaurado en la tierra de los espíritus, cumpliendo el deseo del difunto rey Daphnes Nohansen Hyrule de que el Héroe de los Vientos y Tetra tuvieran un futuro y restablecieran el reino de Hyrule en una nueva tierra.

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.