FANDOM


< Anterior The Legend of Zelda: Skyward Sword Siguiente >

Capítulo 10: El Juicio de FaroreEditar

Después de aprender la estrofa Valor de Farore en la Isla de los cantares, deberás ir a la región del Bosque de Farone y aterrizar en la estatua del pelícaro "Alto del mirador" (en el interior del cúmulo de nubes se sale por el mismo sitio por el que se entra).

Dicha estatua se encuentra en lo alto de una especie de templo derruido, y si te colocas frente a él, al oeste, podrás ver un grupo de sacraliposas revoloteando alrededor de un misterioso brillo que hay en el suelo (usando la función de rastreo podrás localizar el lugar exacto). En ese punto deberás sacar la Lira de la Diosa y empezar a tocarla siguiendo el compás que te marcará un círculo de luz que se irá agrandando y encogiendo a un ritmo determinado.

Link entrando en el Umbral del Juicio.

Gracias al Valor de Farore, a medida que toques la lira se irán desplegando unos pétalos, y cuando completes "la flor" abrirás el umbral del juicio que andabas buscando. Luego colócate encima de él, pulsa A, y sin soltarlo coloca el mando de Wii en posición vertical apuntando hacia arriba y muévelo hacia abajo para clavar la espada. Así abrirás el umbral del juicio del Bosque de Farone.

Dicho juicio transcurrirá en una especie de dimensión paralela denominada Hypnea, lugar donde no contarás con la ayuda de Fay ni de tus objetos. Una vez dentro, surgirá de tu interior una Orquídea del Espíritu que representará tu esencia, y el objetivo será completarla encontrando 15 Lágrimas de Farore que hay esparcidas por toda esta zona, sin sufrir daño alguno.

En las Hypneas hay unos guardianes que irán a por ti en cuanto pongas un pie fuera del umbral por el que has llegado, y como no dispones de ningún arma, lo único que podrás hacer es huir de ellos. Con un solo golpe que recibas, el juicio fracasará.

Sin embargo, cada vez que encuentres una lágrima paralizarás a los guardianes durante 90 segundos (los pétalos de la orquídea te indicarán el tiempo que queda para que vuelvan a despertar).

Unos frutos luminosos pueden encontrarse esparcidos por el suelo. Dichos frutos harán que las lágrimas proyecten haces de luz durante 30 segundos, lo que hará mucho más fácil su localización.

Una vez consigas las 15 Lágrimas de Farore deberás regresar al umbral por el que llegaste al mundo del Hypneas y allí recibirás la reliquia divina escama de dragón acuático.

Es muy recomendable que reserves las lágrimas más sencillas de encontrar para los momentos en los que los guardianes vayan a por ti. También deberás evitar las zonas de fluido hypneo, ya que si los pisas, los guardianes detectarán de inmediato tu presencia.

En los juicios del espíritu que se celebran en el mundo de Hypneas podrás encontrar unos tesoros que solo pueden conseguirse aquí, las alhajas tenebrosas.

Lago FaroriaEditar

Después de superar el juicio y obtener la escama de dragón acuático, dirígete al gran árbol que hay en el centro del bosque y bucea en la zona de agua que tiene en su lado sur. Así encontrarás un agujero en la base del árbol por el que podrás entrar. Luego sigue el único camino posible y así acabarás emergiendo en el interior del árbol (en el camino encontrarás burbujas que rellenarán tu nivel de oxígeno).

Una vez dentro, deberás subir por unas enredaderas y luego saltar hacia una plataforma de madera que cuelga de unas cuerdas. Después utiliza el ánfora de aire para hacer que se balancee hasta poder saltar a la siguiente plataforma y de ahí a la salida que hay al oeste´.

Cuando salgas fuera del árbol deberás seguir un camino ascendente (por allí habrá un cubo divino), y después tendrás que trepar por unas enredaderas en las que hay un panal de abejas y unas cuantas skulltulas. Usa el tirachinas para despejar el camino y avanzar, acabando volviendo al interior de árbol, aunque por un lugar mucho más elevado.

Moblin-SS

Dentro hallarás un moblin. Atácale con la espada y evita sus ataques con el escudo para aturdirlo (también puedes intentar destruir su escudo con flores bomba). De esa manera podrás volver a salir al exterior del árbol y encontrar la estatua del pelícaro "Copa del árbol".

Recorre el único camino posible, y tras subir por una enredadera escucharás un extraño sonido: los ronquidos de un Kyu ermitaño que hay durmiendo sobre una rama.

Kyu Hermitaño SS

Despiértale con ayuda del tirachinas, el telescarabajo o el arco y habla con él para que te cuente que la Llama de Farore la custodia la Dragona del Agua que gobierna el Bosque de Farone. Luego te marcará con una cruz roja un punto situado al noreste del bosque (cerca de la estatua del pelícaro "Alto de mirador").

Dirígete ahora al punto marcado en el mapa saltando desde el árbol (puedes aprovechar el descenso para encontrar un cubo divino), y allí encontrarás un símbolo grabado en el suelo que deberás memorizar. Luego ve hacia al punto situado más al sur de todo el bosque, allí encontrarás una compuerta en la que podrás ver grabado un símbolo muy similar.

Marca de Farore

Marca de Farore.

Utiliza el Rayo Celestial para dibujar un círculo en el lado izquierdo del grabado de la compuerta, de modo que tenga el mismo aspecto que el grabado que observaste anteriormente. Así podrás abrirla.

Después avanza por el pasillo que hay detrás y cuando llegues al final deberás lanzarte al agua para llegar al Lago Faroria.

Una vez en el lago, la corriente te arrastrará hacia un canal que va hacia el norte. Avanza por allí hasta alcanzar una gruta en la que una criatura parecida a un calamar, llamada Paradusa, huirá de ti. Persíguela hasta llegar a un conducto bajo el agua que estará bloqueado por unos tablones de madera que deberás destruir con un ataque torbellino (agitando el Nunchuk mientras buceas). De ese modo podrás hablar con la Paradusa.

Deberás continuar siguiendo a la Paradusa para que te guíe hasta donde se encuentra la dragona. Muévete por el único camino posible y cuando llegues a otra gruta encontrarás muchos enemigos flotantes (croacks) y un camino bloqueado por rocas (y una estatua de pelícaro donde guardar la partida).

Si golpeas a los enemigos con el ataque torbellino estallarán, destruyendo las rocas de la gruta y relevando tesoros, rupias y el camino a seguir. Sigue avanzando hasta llegar un punto en el que deberás efectuar un salto torbellino (haciendo un ataque torbellino hacia la superficie del agua) para pasar por encima de unas rejas que bloquean tu progreso. Más adelante deberás hacer lo mismo para salir del agua y así llegarás a otra gruta donde hallarás la estatua de pelícaro "Profundidades del lago".

Lago Faroria

Continúa siguiendo a la Paradusa por un canal que va hacia el este, y tras esquivar unas rejas, llegarás a una gruta en la que encontrarás un zurracuda. Para acabar con él tendrás que golpearle en su frente con el ataque torbellino.

Dirígete al norte y así encontrarás una compuerta cerrada, que será abierta por la Paradusa. Terminarás llegando a la última gruta del recorrido, lugar donde hallarás a la Dragona del Agua, Farone, herida por Grahim. Habla con ella y entonces te pedirá conseguir agua sagrada (Fay actualizará tu rastreador para que puedas encontrarla).

Vete del lugar siguiendo un camino que hay fuera del agua, al noroeste, y así regresarás al Bosque de Farone. Allí encontrarás la estatua de pelícaro "Catarata de Faroria".

Ve al noreste y así volverás a la zona suroeste del bosque. Después dirígete al norte de los confines del bosque y entra nuevamente en el Templo de la Contemplación a buscar el agua para la dragona, recogiendola con una botella.

Templo de la Contemplación (2da visita)Editar

En tu segunda visita a este templo encontrarás más enemigos que antes y algunas pequeñas diferencias, y tu objetivo será dirigirte al Manantial de la Contemplación que hay al fondo del todo.

Sala 1. Avanza hasta encontrar un moguma que saldrá de un agujero y que hablará contigo. Luego toca la Lira de la Diosa donde hay unas sacraliposas y así harás aparecer un símbolo de la Diosa en una pared: un muro divino.

Utiliza el rayo celestial de tu espada para dibujar en el muro un corazón, una rupia o un círculo, y así podrás ganar algunos objetos dependiendo de lo que hayas dibujado: corazones de salud, rupias o bombas.

Luego dirígete a la Sala 3 para encontrar una puerta cerrada por un candado al norte, así que métete por la puerta que hay a la derecha (este) para ir a la Sala 5. Allí te encontrarás con otro moguma, y luego tendrás que bucear y meterte por un estrecho conducto que hay en la pared este para entrar a una pequeña estancia donde hay un interruptor de impacto (que activaste en tu primera visita al templo para subir el nivel del agua).

Una vez dentro verás unas enredaderas a mano izquierda para salir del agua, y si luego avanzas por el pasillo que hay a continuación, encontrarás un agujero en el suelo en el que tendrás que cavar para hallar una Llave pequeña.

Regresa ahora a la Sala 3 y abre la puerta norte con la llave. Después dirígete a la Sala 11 y frente a la gran puerta en la que tuviste que colocar el Glifo dorado encontrarás a otro moguma (aunque hallarás más enemigos, el resto del templo no cambiará respeto a la primera vez, por lo que no tiene pérdida).

Luego entra en la estancia donde luchaste con Grahim en tu primera visita y allí te encontrarás con tres stalfos a los que deberás derrotar.

Lo más recomendable es poner flores bomba de tu saco de bombas en el suelo para que estallen cerca de ellos y los deje aturdidos temporalmente, momento que deberás aprovechar para atacarles con la espada (también podrás hacerlo deteniendo sus ataques con el ataque de escudo).

Después de derrotar a los stalfos podrás acceder al Manantial de la Contemplación y allí deberás dirigirte a una de las cascadas que hay al fondo de la izquierda (utiliza el rastreador para saber a cuál exactamente).

Capture-20121222-173831
Luego llena la botella vacía vacía que lleves en alforja con las aguas de dicha cascada, y así obtendrás un poco del agua sagrada que andabas buscando (y aparecerás fuera del templo automáticamente).
Farone(Skyward Sword)
Regresa ahora a la gruta donde vive la Dragona del agua (si vuelves desde Celéstea, aterrizando en la estatua de pelícaro "Catarata de Faroria") y gracias al agua sagrada podrás curarla.

Entonces ella te abrirá la entrada a la siguiente mazmorra: la Gran caverna ancestral. Ve hasta a la puerta de la mazmorra haciendo un salto torbellino y así podrás entrar en ella.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.