FANDOM



El Bastión de Akkala (Akkala Citadel Ruins en inglés) es un lugar de The Legend of Zelda: Breath of the Wild situado en la región de Akkala, en la parte noreste del mapa.

Descripción Editar

Cuenta con una plaza de armas, un puente que da a la entrada, y unas escaleras ascendentes que llegan hasta la parte de arriba. Cuenta con varios cañones de defensa (en grupos de cuatro) repartidos por los salientes oxidados e inservibles. No es posible acceder al interior ya que la entrada se encuentra bloqueada.

Aquí se encuentra una especie de cabina de control rodeada de malicia, además de la Torre de Akkala, que emerge en este punto.

Varios guardianes voladores patrullan la zona.

Historia Editar

Se trata de un bastión militar del antiguo reino de Hyrule, el cual fue el último reducto del reino durante el Gran Cataclismo. El bastión seguramente sirvió como punto de despliegue de los ejércitos de Hyrule, como punto de huida en caso de la caída de la ciudadela, o como zona de control de toda la región, dada su posición estratégica.

Tras la derrota en el Castillo de Hyrule, todos los caballeros restantes se retiraron al Bastión de Akkala, donde fueron atacados rápidamente por guardianes y otros discípulos de Ganon Calamidad. Aquí se defendieron una última vez antes de ser asesinados (se da a entender en algunos diálogos que la orden de los Caballeros de Hyrule fue totalmente aniquilados, solo sobreviviendo Link).

Cien años después, cuando suceden los acontecimientos del juego, lo único restante del bastión son sus ruinas y el equipamiento del ejército de Hyrule, que puede ser recogido y usado como armas por Link.

Galería Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.