FANDOM


El ataque furtivo (sneakstrike en inglés) es uno de los ataques más potentes que Link puede hacer en The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

Multiplica el daño del arma 8 veces, pudiendo inclusive derrotar al oponente de un solo golpe. Es una técnica difícil de efectuar, pues necesita que un enemigo esté de espaldas, que no se haya percatado de Link y que éste se acerque lentamente, de cuclillas preferentemente, y cuando aparezca la opción, atizar un golpe. La mejor manera de hacer este ataque es cuando Link se acerca planeando con la paravela directo al oponente y aterriza a sus espaldas, e inmediatamente hace el ataque.

Esta técnica debe de usarse preferentemente con un bokoblin de cualquier tipo o con un lizalfos despistado, siempre con un arma potente, porque si no, se corre el riesgo de que el oponente siga con vida y luche.

Ésta técnica es especialmente útil cuando se quiere sorprender a un enemigo que duerme, debido a sus altas probabilidades de derrotar a un oponente y a su sigilosidad.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.