FANDOM


El anciano es un misterioso personaje que aparece en The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Se encuentra en distintos lugares de la meseta de los albores, que irán cambiando dependiendo del momento de la historia en el que se esté. Después de que Link consiga cuatro orbes, se presenta como el rey Rhoam, rey de Hyrule y padre de la princesa Zelda.

CaracterísticasEditar

Se trata de un adulto de avanzada edad con largas barbas blancas. Viste una camisa de manga larga interior en color café claro. Por encima lleva una sudadera de capucha en tono guinda oscuro. Posee unos guantes en color café oscuro y unos pantalones del mismo color. Como calzado usa unas botas color café claro. Suele estar apoyado sobre un bastón con un farol en la punta.

HistoriaEditar

Después de que Link salga del santuario de la vidaEditar

Link encuentra al anciano al principio de su aventura, justo después de salir del santuario de la vida. Al hablar con él, se presenta como una persona que lleva una vida poco interesante y solitaria, sorprendiéndose mucho de ver a Link por allí. Posteriormente, le explica dónde se encuentran: en la meseta de los albores, lugar donde se construyeron los cimientos del reino de Hyrule. Además, le indica la localización del Templo del Tiempo, que se encuentra muy cerca de ellos. Explica que hace cien años en ese lugar se oficiaban ceremonias importantes, pero ahora está completamente en ruinas, al igual que el resto del reino.

Link conociendo al anciano BotW
Adicionalmente, Link puede tomar una manzana asada de una fogata cercana al anciano, quien después de reprenderlo por ser un ladrón, lo dejará llevarla consigo. También puede tomar una antorcha ubicada justo detrás de él, a lo que este le pregunta que para qué planea usarla. Dependiendo de la respuesta de Link, el anciano le dirá que: uno, puede usarla como arma para defenderse de los monstruos de la zona pero para acertar un golpe deberá medir bien la distancia; o dos, le dirá que puede prenderle fuego a la antorcha, además de obsequiarle su hacha de leñador (encajada en un tocón de árbol cercano) para que pueda defenderse de los monstruos. Si Link continúa hablando con él, le dice que se quedará sentado frente a la fogata mientras come manzana asada (inclusive si el héroe ya ha tomado la manzana con anterioridad) y le explica que los alimentos hechos al fuego son más nutritivos y tienen mejor sabor.

Activación de la torre de la mesetaEditar

Después de que Link haga emerger la torre de la meseta, el anciano aterrizará en la base de la torre con la ayuda de su paravela para informarle que las demás torres sheikah esparcidas alrededor de Hyrule también han emergido, a la vez que la Torre de la Resurrección y que despertó un poder latente en dichas tierras. Luego le pregunta que si ocurrió algo extraño cuando estaba en la cima de la torre, a lo que Link le cuenta que escuchó una extraña voz llamarlo. El anciano le enseña el aura de malicia que rodea el castillo de Hyrule y le cuenta que su nombre es Ganon, quien cien años atrás, cuando el reino de Hyrule gozaba de paz y prosperidad, despertó y con su inmenso poder arrasó con todo, llevándose consigo muchas vidas; hasta que fue apresado en el castillo de Hyrule, que simboliza la grandeza del reino. Le advertirá que después de tanto tiempo encerrado aún sigue esperando el momento de terminar lo que empezó y al ver que Link tiene la intención de enfrentarlo, le dirá que es imposible salir de la meseta de los albores debido a que está completamente aislada de los demás lugares por un gran precipicio; aunque también afirma que con algún elemento volador lo podría hacer, como su paravela. Por lo tanto, el anciano lo guía hasta el santuario de Maonu y le propone entonces a Link obsequiarle su paravela a cambio de que este consiga el tesoro procedente del santuario. También le explica que el santuario empezó a brillar justo después de que activo la torre de la meseta.

Santuario de Maonu finalizadoEditar

Tras superar el primer santuario, el anciano aparece de nuevo aterrizando con su paravela y lo felicita por haber conseguido el primer símbolo de valía, así como le explica cómo la aparición de la torre de la meseta y los santuarios de los monjes están de algún modo conectados con la piedra sheikah. Adicionalmente, le dice que en la antigüedad habitaba una civilización muy avanzada, los sheikah, quienes salvaron Hyrule múltiples veces y evitaron innumerables desastres, gracias a su poder y sabiduría, pero que hasta llegada una época desaparecieron misteriosamente. Debido a su desaparición, le parece asombroso que uno de sus legados haya sobrevivido todo ese tiempo dentro de un santuario. Antes de marcharse, y exigiéndole más a Link, el anciano ajusta su trato y le explica que hay muchos más santuarios esparcidos por Hyrule (tres más en la meseta) y le promete que si definitivamente supera todos los santuarios del lugar y acude a él con más orbes, le hará entrega de su paravela para poder superar las irregularidades de la zona y continuar con su aventura. Para ayudarle un poco, le dice que puede usar la torre de la meseta como mirador para buscar las demás torres Sheikah y santuarios, además de enseñarle la habilidad de teletransportación a través de las torres Sheikah y los santuarios.

Casa del leñadorEditar

Más tarde en la historia, si Link visita la casa del leñador de noche, el anciano llega caminando al lugar, revelándose que es su casa. Antes de acostarse en su cama, le dice a Link que puede usarla, siempre y cuando él no la esté usando.

Adicionalmente, Link puede leer su diario, donde menciona que desde que vive en la meseta de los albores ha ido aprendiendo a cocinar, remarcando que el mejor platillo de todos es la carne con pescado picante, ya que restaura mucha energía y además lo mantiene caliente cuando viaja por temperaturas bajas. A modo de acertijo, comenta que usó carne de caza y una baya ígnea pero no recuerda cuál fue el último ingrediente. Finalmente, explica que a veces se siente solo y con ganas de hablar con gente, y que si alguien con experiencia en cocina le dijera cuál es el ingrediente faltante le daría su casaca forrada como agradecimiento.

Cima del Monte HyliaEditar

Anciano hablando a Link BotW
Más adelante, el anciano aparece en la cima del Monte Hylia. Con el fin de brindarle un poco más de apoyo en su búsqueda de santuarios, el anciano le cuenta a Link que la cima de la montaña es un buen punto para observar toda la meseta, además de añadir que la vista es hermosa. Posteriormente, le enseña otra de las funciones de la piedra sheikah: el catalejo, que le permite ver locaciones lejanas más de cerca y colocar runas de colores que se verán tanto en el mapa como en el cielo. Si Link le pregunta que cómo sabe tanto, él se justificará diciendo que "la edad otorga sabiduría". Finalmente, al ver que el joven héroe no cuenta con la ropa adecuada para las temperaturas tan bajas que hay en el monte, le regala la casaca forrada.

CuriosidadesEditar

  • Es uno de los pocos personajes que consiguió conservar su espíritu a pesar del cataclismo.

GaleríaEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.